La parca distraída.

Caminaba por las calles,

Y a cada paso preguntaba,

¿Qué haré con estos picos,

Con esto valles,

Con estos ríos de Sangre,

Que cada día acumulaba?

Nada tonta, frecuentó

Cabildos y cámaras,

Cortes y despachos.

Sugiriendo indiferencia,

Malas prioridades.

Tapando ojos y orejas

A políticos infames.

A unos azuzó a decir:

“El cambio radical

Es la única propuesta”

A otros al oído susurró:

“Hagamos acuerdos,

Como marco, ¡la protesta!”.

Pero en las oficinas ovales,

En los despachos,

De pinos su arboleda,

Por el norte o en Argentina,

A ellos decía:

“Sigan fuerte compañeros,

Ese es nuestro camino”.

Decenas de cuerpos inertes,

Dos cabezas o más colgadas,

En cada estado encontradas.

Familias enteras de dolientes,

Olvido del nacimiento,

Solo muerte.

La Parca esta saciada,

No así sus colegas.

Ya no sabe que hacer

Con tantas muertes,

Y rodeada de dementes.

Se los ha querido llevar,

Pero al hacer un inventario,

No quiere limitar,

El engrosamiento diario

De sus filas del inframundo.

Hay mi Parca distraída,

Llévalos ya contigo,

Que no ves que para el doce,

Según se dice, tendrás goce.

Ya los tengo contaditos,

No pasan de unos miles,

Entre diputados,

Presidentes,

Ministros y Jueces,

Senadores,

Políticos Dementes,

Todo ellos son unos

Miles más para sumar.

Déjanos a los vivos

Disfrutar de su caída,

¡Magistral!

Que en Twitter

En Facebook,

En los blogs,

En todos lados,

Se sugieran epitafios:

Como político del mal,

Cómo político infernal,

Cómo autoridad decadente,

Cómo enfermos dementes.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s