Por favor no hables, si lo haces te matan.

San Martín Texmelucan.

Ayer apenas estaba conversando con una persona cercana de los desafortunados habitantes de San Martín Texmelucan, a cuya tranquilidad y estabilidad emocional y familiar se les puso ya un precio, 30 mdp, que poco vale para PEMEX una comunidad mutilada en muchos aspectos. Hace tiempo leí a Loret en una de sus tantas participaciones en El Universal describiendo cómo llegaba el hijo del dueño de PEMEX en un Enzo Ferrari, después me fui a revisar el asunto de los resultados de la compañía al 30 de septiembre de 2010, tuvo una utilidad antes de impuestos de 463,074 mdp. O sea que dinero hay y ellos han ofrecido enmendar las vidas de 29 o más personas y el patrimonio personal de muchas familias, el daño ecológico y moral, entre tantas miles de cosas con un equivalente al 0.0065% de las utilidades netas acumuladas al 30 de septiembre de 2010, o sea el equivalente a comprar una triada de Enzo Ferrari para los dueños de PEMEX, o sea, no los habitantes de San Martín Texmelucan, porque a ellos les tocara de a millón de pesos por familia o menos. Si hubiera responsabilidad social en ése medio (el petrolero) no habría habido límite máximo, solo buscar el beneficio de la comunidad a la que ellos afectaron, a los dueños no se les escatima nada en una empresa, pero señores de San Martín Texmelucan, ustedes no son los dueños de PEMEX, ni nadie más que aquellos que manejan esos presupuestos y millones de pesos, lo demás es pura demagogia. ¿Pero por qué no modificamos de tajo a PEMEX de una vez por todas? Porque para eso se requieren Diputados y Senadores, Presidentes, Secretarios, Magistrados y demás autoridades con agallas (por no decir otra cosa) y, en éste país, todavía no llega a la clase política alguien así.

¿Y la ciudadanía?

“En términos prácticos, la inexistencia de la ciudadanía se pone de manifiesto en la corrupción. El término es lo bastante vago para incluir una licitación trucada y un barrio construido en terrenos inundables, el comercio ambulante, los privilegios de líderes sindicales, la incuria de los agentes del Ministerio Público, trampas electorales, abusos de poder, invasión de tierras, contrabando, nepotismo… Y está todos los días en la prensa, todo ello, como para no necesitar demostración. Este pobre país no tiene remedio, porque no hay ciudadanos.”
http://www.nexos.com.mx/?P=leerarticulo&Article=73052

Pero detrás de todo eso, o por delante, emerge un monstruo aún más grande, que devora despiadadamente la capacidad de México para salir adelante, la incapacidad ciudadana. Leyendo a Fernando Escalante Gonzalbo, y viendo la cara de la gente, no la máscara diaria, la cara real, esa que sus acciones deja ver sin duda alguna: como cuando en la calle el operador de transporte público se para 10 minutos para hacer tiempo y que se llene su vehículo de pasajeros sin importar que cause un caos vial en toda la zona frente a la condescendiente mirada de miles de personas y autoridades que lo dan por sentado “así debe de ser”, con esa indiferencia absoluta; cuando en la carretera de ese lujosísimo carro sale una mano con senda bolsa llena de basura y es aventada al fértil y verde campo contaminándolo; cuando se pone en semáforo en verde y tienes que detenerte y no avanzar porque para los choferes el rojo es por unos segundos verde; cuando la mujer te empuja y casi te maldice porque se mete en la fila para adelantarse lugares y así educa a sus hijos; cuando los maestros… los obispos… los padres… los políticos… las madres de familia… los hijos… los ciudadanos.

No hemos sido entrenados para educar ciudadanos, solo somos capaces de crear la sociedad que tenemos el día de hoy, ¿se dan cuenta?

Pero por favor no hables.

Porque si no te matan. Diario escucho decir que existe un estado fallido generado por la lucha contra el narcotráfico (equivocada obviamente) que ha emprendido el Presidente Felipe Calderón, las mismas personas PRI, PRD, PT, los medios, etc., prestos y creativos dan sus propuestas: 1. Hay que hacer un cambio de estrategia, 2. Hay que tiene que hacer un cambio de estrategia, 3. Tiene que hacer un cambio de estrategia y así, la diversidad de las ideas de la clase política mexicana… pero de la sociedad.

El cambio de estrategia no está en la clase política, no está en la estrategia de Calderón o en la del PRI, ellos están haciendo lo que pueden hacer, controlar la forma en que se relacionan las personas y las instituciones, ¿pero si las personas y las instituciones están podridas? ¿Es culpa de Calderón? ¿Es culpa del PRI? O es culpa de todos esos padres y madres que le dieron a sus hijos la capacidad (o incapacidad) de valorar la tierra, el aire, el agua, la familia, la vida, la honradez, la justicia…

Pero es que eso es una materia que se llama civismo o ética.

¿Cuál fue el gran logro de Gutemberg? ¿No fue poner en miles de hojas el conocimiento que por años y años se fue heredando, escribiendo y difundiendo? ¿Qué originó esa EVOLUCIÓN? ¿Cómo cambió la historia de la humanidad tras esa forma tan ‘simple’ de relacionar letritas, tinta y papel? El cambio de la estrategia es simple, eduquémonos cada día más y más, así cuando salga de la boca de nuestros futuros políticos, puede que escuchemos el texto de Platón, Tennessee Williams, Gabriel García Marques, Jorge Luis Borges, Humberto Eco, Anatole France, Jean Paul Sartre, Hegel, Schopenhauer, y un ¡larguísimo etcétera! A escuchar políticos que no tienen la capacidad del lenguaje y dicen compló en lugar de complot, que hablan de democracia y siguen dedeando los candidatos y muchos lamentables ejemplos más.

Un homenaje a dos nobles.

Una vez leí que la nobleza no es un título heredado sino un título obtenido. Isabel Miranda de Wallace fue brutalmente desgarrada en su vida, no en la parte física, sino en la otra, la que duele, la que marca, la que daña y saca lágrimas, y lágrimas saca una madre platicando de tan normal forma con el asesino confeso de su hijo, como si estuvieran buscando la botella para jugar a las escondidas, pero lo que se busca son los restos de su hijo. Qué valor y que fortaleza y qué ejemplo de ciudadanía, Peña Nieto, Manlio, el Peje, Calderón, y los tantos etcéteras, ¿tendrán el valor para luchar por alguien distinto a sí mismos?

Marisela Escobedo Ortiz, Crónica de una muerte anunciada. ¿Qué pudo haber pasado por la mente de Catalina Ochoa Contreras, Nezahualcoyotl Zúñiga y Rafael Boudid Jurado? ¿Estaba mal integrado el expediente? Eso me suena siempre a que como dijo el buen Juan Sandoval, maicearon a los jueces… y ahora resulta que hasta los mismos criminales ayudarán a hacer justicia. Es una tragedia la muerte de 7 u 8 miembros de una familia por un accidente en Texmelucan, pero el ver día a día como frente a nuestros ojos vas deshaciendo otra, matan a la hija, a la madre, al cuñado y así… El otro día hablaba con otra persona muy cercana y me decía con esos tonos que tu bien sabes y conoces, esos que hacen que te duela el alma porque sabes que a ella le esta doliendo: “¿te acuerdas de la señora que mataron en Chihuahua? Ya le quemaron la maderería al esposo y levantaron y mataron al cuñado…”.

Si lloro no es de dolor.

Sino de coraje, de sufrimiento de ver como cada día estamos más mal y seguimos pidiendo al gobierno que nos rescate, pero si el cambio de estrategia esta dentro de cada uno de nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s