Por lo menos una vez al mes recomiendo…

Pasar un fin de semana desbordado, donde el foco sea pasarlo bien junto con la gente que quieres, pero no solo eso, sino disfrutando de una buena comida.

Entonces, recomiendo levantarse a buena hora, justo cuando el cuerpo confunde realidad con sueño o viceversa, y abres los ojos para ver un frio día soleado.

De inmediato iniciar la negociacion para ofrecerte la oportunidad de mantenerte en cama 5 minutos más y que así pasen varios lapsos, hasta 1 hora y con ello te adaptes al nuevo e inhábil día.

Luego, con el hambre avivándose, sugiero te levantes y te atavíes con ropas abrigadoras por si el frío y salgas pronto rumbo a Texcoco, pases de largo y llegandito a Chapingo dobles hacia arriba, pasando por la Unidad ISSSTE y seguir subiendo hasta llegar a Teques, por el camino principal seguir subiendo y finalmente llegar al puesto de barbacoa.

Pedir un cuartito para empezar acompañado por la consavida y friísima cerveza, sin olvidar el consomé.

Agregar limon al plato que contiene el líquido manjar y con movimientos lentos pero consistentes llevar porciones humeantes, mezcla de picantes ricos y jugos de carne, sal cebolla, cilantro y maiz pozolero a la boca, cuidando no quemarse y sin olvidar poner sal a la tortilla hecha a mano, de maiz verde…

Pasado lo anterior sugiero hacer un taco de barbacoa y seguir bebiendo el fastuoso líquido, mientras entre cucharazo y mordida, es bueno refrescar con un generoso trago de cerveza.

Si por casualidad el placer forzara a sus lacrimales a hacer su trabajo, no se preocupen, suele suceder en este tipo de circunstancias. Sugiero no dejar una gota en el plato ni un gramo en el papel, tomar camino a casa y recostarse a ver un poco de tele.

Quizá en ese momento, el sueño haga su aparición, no te resistas, al contrario, permitele llegar rápido cerrando tus ojos e imaginando como los diálogos de la tele se convierten en imágenes en tu cabeza…

Ya pasado el tiempo necesario, justo después de que tus ojos se abren por esos milagros que no entenderíamos, levántate de nuevo y ve al centro de Texcoco, camina un poco y compra un café caliente y endulzalo con chocolates… Sorbo de café… Mordida de chocolate…

Finalmente se sugiere regresar a casa y hacer repaso del día, si acaso leer la revista comprada en el kiosko del jardín y compartir tu experiencia para que otros la intenten.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s