La vista fue ahora a Toluca.

Después de una leve revisión de mi agenda, me enteré que había que ir a la ciudad de Toluca. La Toluca donde mi madre estudió su carrera con tantas y tantas personas, amigas fraternales que dentro de dos meses, cumplirán 50 años de haberse graduado, se rumora que por ahí, todavía existe una orientadora, de ésa época, viva y anda diciendo cosas a todo mundo aún.

La Toluca donde estudiaron dos de mis mejores amigos, ahora distantes, lo que me recuerda una gran canción de Facundo Cabral y Alberto Cortez: http://www.youtube.com/watch?v=49SyftRCEVc, Toluca donde ahora radican dos amigos, Juan Manuel y Alejandra con su Stefan.

En fin, en una visita de trabajo, no tienes tanto tiempo para disfrutar de lo que se debe disfrutar en esa ciudad, me encaminé directo al centro y me puse a recorrer algunas calles hasta llegar a la catedral, ahí siempre se siente alguna paz, quizá porque siempre esta callado, quizá porque hay alguna presencia divina, quizá solo porque así decidimos que es, pero como me gusta poder visitar las catedrales y los templos de todos los lugares a los que visito.

La catedral de Toluca te recibe con esta cara:

Después, a los costados un total de 10 capillas distribuidas simétricamente. Al centro, la bóveda que va desde la entrada hasta el fondo y culmina, con el cruce, que no es otra cosa más que un área donde la parte más corta de la catedral se une con la más larga formando así una cruz, una cruz latina, siendo completada ésta con el Ábside.

Como comenté, la catedral cuenta con una decena de capillas:

Bueno, solo aparecen nueve capillas, en algún lugar se me perdió una. Pero resulta asombroso ver como bastaron 50 años para construirla y que fuera terminada en plena Revolución Mexicana, nada limitó opulencia y el dinero para construir una Catedral de tal Magnitud en la capital del Estado de México, obviamente, no goza de toda la calidad de otras catedrales en el país, pero no por esto desmerece loas su imponente arquitectura y gran tamaño.

La iglesia católica siempre ha sido muy clara al mostrar su poder económico y político, esta obra de arquitectura no es la excepción.

En esta realidad, donde la Religión Católica está siendo duramente cuestionada a nivel global por cuestiones como Marcial Maciel, pero en nuestro país con el tema de Juan Sandoval Íñiguez y Hugo Valdemar, sin contar la a veces visible prepotencia de otros Obispos, como el de Ecatepec y sus jaladas.

Cuando ves esa clase de espectáculos, cuando ves el nivel de debate de políticos y obispos, cuando todas las caras de la sociedad dejan ver que, efectivamente, tenemos las autoridades que nos merecemos, me pongo serio y pienso: ¿Realmente es importante poder decir tantas y tantas cosas en un blog? ¿Vale la pena? ¿Es bueno que los creyentes católicos tengan ésa clase de líderes? ¿La clase de políticos que tenemos, de verdad la merecemos? ¿Y si no, cual si?.

Total que el fin de semana conversaba: “Tuve que promover los spots del Peje, porque Voltaire tenía razón, no por el Peje en sí”. Lástima que cuando nuestros líderes hablan, hablan lo que hablan y no dicen nada… Pero ni hablar, habrá que escucharlos y sufrirlos, ojalá que un día podamos escucharlos y gozarlos…

Reflexiones por entrar a una catedral, mejor sea que vayamos a comer algo a la Marquesa, un buen plato de Cecina Campechano y una Cerveza para rematar, pues el tráfico estará de miedo, allá Dios lo que es divino…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s