16 de septiembre de 2010, el desfile militar…

Despertando algo tarde, no por nada llegamos a la hora que llegamos. Y bueno, nos dirigimos a área de buffet del Hotel, que ahora si podré revelar su nombre: El Best Western, Estoril… ¿mi sugerencia? Si pueden omitir hospedarse en ése sitio, háganlo, por favor.

Desayuno, lento y tarde.

Salimos del hotel y nos dirigimos de inmediato a una atestada ruta del desfile.

Recorrí algunas áreas hasta concluir que no había mejor sitio que:

Para ver el susodicho desfile, del Zócalo ni hablar, estaba lleno. Y, pues en lo que iniciaba, no faltó quien quería tener una mejor vista y fueron desalojados por los policías del D.F., que dicho sea de paso, ¿podrán detener a un delincuente con chicas barrigotas? Solo que rodando:

En eso estábamos cuando pasaron 5 jets hechos la… ¡duro! Y pues no pude tomarles fotos, ahí para el otro centenario, se los debo, pero a quien si vi fue:

Y bueno ya que habíamos visto el poder del aire, ahora seguía la tierra:

Y después de haber visto todo los vehículos, resta mencionar los hombres y las mujeres del ejército:

Y asi se sucedían los contingentes, uno tras otro, enfermeras, médicos militares, policías militares, fuerza aérea, uno tras otro… Pero se hizo un silencio tenso cuando apareció:

Cientos y cientos de azules, la Policía Federal.

Con lo que me quedo de éste desfile es con:

Un soldado mexicano, como muchos otros a lo largo del desfile, con una mano arriba y la señal de amor y paz. No cabe duda que necesitamos mucho de eso de Amor y de Paz. Definitivamente el estado Mexicano es más poderoso de lo que hemos podido ver en ésta ‘guerra’ contra el Narco. Es asombroso que el ser humano haya creado tantas cosas para matar más humanos. Es impresionante ver como un grupo de personas han decidido estar ahí, en una institución que igual te saca en lancha de una inundación que balacea narcos.

Mi respuesta es: “Si muchachos, Amor y Paz, eso es lo que necesitamos y ese esfuerzo y esas balas para lograrlo… muchas gracias enfermeras, soldados, pilotos de aeronaves, de carros, de artillería, policías federales (no los de caminos porque esos son unos cobardes corruptos, casi en general), cadetes, caballería, equipos de asalto y todos, todos ustedes, muchas gracias por todo lo que hacen por mí, por nosotros”.

Solo espero:

  1. Jamás tener que ver esos aviones volando y atacando a más seres humanos.
  2. Esa artillería funcionando.
  3. Y todas esas cosas, muchas más, que no vimos pero que también sirven para matar.

Debemos de cambiar la estrategia para combatir el narco, claro que sí, todos deberíamos de ser parte de la solución y no el problema.

Así terminó mi visita al centro histórico en ésta fecha tan importante. Costo total: 180 pesos del boleto de estacionamiento perdido, 1 equipo nextel repuesto por 200 pesos y 1 paraguas.

Un comentario en “16 de septiembre de 2010, el desfile militar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s