Viaje en el tiempo de #Texcoco.

Ahora, ésta historia empieza muchos, muchos años antes, antes que los Obregones y los Díaz, antes que los López y los Calderones, antes, mucho antes.

Un aciago día, un niño tuvo que refugiarse en un árbol mientras las fuerzas de un ejercito enemigo mataban a su padre y él era testigo. Acto seguido, él junto con un grupo de los hombres y mujeres de mayor confianza de su padre, fueron al exilio, después de tal situación éste niño fue logrando ganarse la confianza de sus enemigos y al final quedó reinstalado, aunque modestamente, en su antiguo hogar.

Le basto con mantenerse al margen de una pelea entre otras familias, para que, el niño ya hecho hombre regresara a la guerra, venciera y recuperara su antiguo reino. Así, Netzahualcoyotl venga a Ixtlilxochitl, su padre y se reinstala, en la época de Itzcoatl, el gobierno de la familia real de Texcoco.

Llega entonces, uno de los políticos más influyentes del valle de Anahuac, el Rey poeta Netzahualcoyotl. Y, es en ésta época cuando las zona de Texcoco vive un gran desarrollo técnico y cultural.

Restos de éste esplendor son los grandes jardines e infraestructura mandada a instalar por Netzahualcoyotl en el cerro de Tetzcutzingo. Dignas obras de ingeniería hidráulica y civil que permitieron mover grandes cantidades de agua, proveniente de los manantiales de la zona, y que alimentaron baños, jardines y palacios.

Pero, pasaron muchos años más, muchos más, y un niño muy pequeño, entró por primera vez a:

En ésa época, esta casa tenía una barda a media altura, la puerta no era de madera sino de perfiles de acero, cubierta a media altura y con barrotes al resto, lo que permitía ver al fondo, una hermosa casa. Era hermosa entonces, porque albergaba a un par de los seres humanos más compasivos, amorosos, justos, cariñosos y hermosos que he conocido en mi vida. Así es, a mis amados abuelos maternos, Don Fer y Toñita.

Bueno, pues yo, el niño de 5 a 6 años que creció en ésta casa, pasaba muchos días descubriendo el mundo que me rodeaba, caminando por entre los arboles de manzanas de la huerta y viendo como se alimentaban los burros y mulas.

Pero pronto éste sitio se hizo pequeño, y fuimos a dar a lugares como:

La pagoda, curioso edificio japonés a la mitad de un pueblo típicamente mexicano. Por cierto, ahí se ven unos arbolitos a la derecha; de éste lado de la calle, ahí había un tienda donde comprábamos dulces. Pero aún éste edificio pequeño y curioso con sus puentesitos y pecesitos nadando en tan cuantiosos cuerpos de agua internos, y la tiendita resultaron ya de poca cuantía.

Por esto, esta bifurcación es tan importante. El primer camino, a la izquierda, será el tema de otra historia, el de la derecha es por donde venimos, y a espaldas, desde donde se tomó la foto, el camino conduce al centro de San Miguel, uno de los tantos pablados que han sido situados a las afueras de Texcoco, donde muchos eventos gloriosos y ni tanto, se han sucedido en los siglos y años de la nutrida historia mexicana.

Al fondo, se ve lo que siempre ha sido una cancha de básquet bol. ¿Cuántas veces estuvimos todos los primos en éste sitio jugando a algo? ¿Cuántas historias se entretejieron aquí? ¿Qué tanto ha sido lo que se ha sucedido desde ésas épocas a la fecha? Bueno, pues yo solo recuerdo que por ahí pasaba muy seguido con mi abuela.

Íbamos de la casa de ellos, pasando por éste sitio y entrábamos a la iglesia, donde escuchábamos invariablemente misa, aun recuerdo las grecas y adornos de los azulejos de esa iglesia, porque definitivamente, no ponía mucha atención. De ahí, cruzábamos el pueblo y, al final, tomaba un manjar, una Chaparrita sabor uva, se rumora que comía un tlacoyo.

Éste es el atrio de la iglesia del pueblo. Pues en el mismo, pasaron tantas cosas: Si, ahí hice mi primera comunión, junto con mi hermano, aun recuerdo ese día como uno de los mas divertidos de mi vida. Use por primera vez un traje y toda mi familia se reunió. También, recuerdo las muchas veces que fuimos en épocas de navidades y nos dieron nuestra bolsita con dulces de colación y frutas.

Recuerdo a mi abuela yendo hacia dentro de la iglesia y conversando con sus amigos y amigas en los tantos días que pase con ella en ese pueblo de San Miguel Tlaixpan, donde decidieron vivir por algunos días y que, al tiempo, decidieron abandonar para buscar mejores horizontes para ellos y su familia.

¿Será que el buen Ixtlilxochitl y Netzahualcoyotl, y después, Netzahualcoyotl y Netzahualpilli, recorrieron los mismos espacios que yo recorrí de niño en San Miguel Tlaixpan? No lo se de cierto, pero lo que si puedo afirmar que ya rumbo al centro de San Miguel Tlaixpan, entre la iglesia y la pagoda, se despeja un poco el área para poder ver:

Ahí pase muy buenos días, descubriendo, caminando, sorprendiéndome, perdiéndome, creciendo… pero esa es otra historia más.

4 comentarios en “Viaje en el tiempo de #Texcoco.

  1. mi querido y entrañable hugo.. huguito de cariño.. gracias por hacerme regresar 30 años de un tiron y descubrir que bajo esa fachada de casa ya tapada y esas calle empedrada ya cubierta por concreto quedan los hermosos y maravillosos dias de mi vida de niño y como dices gracias a dos de los seres mas maravillosos que tuvimos la fortuna de pertenecer a su sangre.
    y que se que gracias a eso amor tan infinito que nos profesaron somos en parte lo que somos y no me queda duda que esos nueve niños que crecieron en ese pueblito seguiran juntos por siempre por que en cada uno de nosotros hay un pedacito de ese corazon de los abuelos y el cual es uno solo.
    gracias hugo eduardo. te quiero primo.

  2. Hey q buenas fotos yo vivi en san miguel y me gustaba mucho subirme a la barda de la pagoda a ver los peces como vivi de niño pues vivi de todo comi muchas frutas
    solo que no estaba pavimentado son muy recientes las fotos?
    Vivi en el pueblo hasta los 18 años y vivia a dos cuadras de la pagoda ya tiene 12 años q no voy pero espero poder ir de nuevo es el lugar mas lindo y natural del mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s