Malas noticias

Cuando te avisan que, un familiar tuyo está enfermo, gravemente enfermo y que su metástasis deja poco margen de maniobra a los doctores y toda la tecnología actual (entendido que, aunque no me lo digan textualmente, si es metástasis el margen de maniobra es poco, léase: http://www.sogapar.org/neuprat/neuprat13.html y http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000097.htm) y aunque ni una ni otra cosa es proveniente de un doctor, o de su doctor, por lo menos, tras leerlo, no me queda más que programar de inmediato una visita URGENTE a dicha persona.

Recordar como pasé una gran parte de mi vida trabajando con él, como me tocó capacitarlo un día para romper esa barrera del no querer aprender a usar una computadora… Pero lo más importante, cómo se convirtió en otra figura de quién aprender cuando, en una de las épocas más difíciles de mi vida y la de mi familia, él y su familia nuclear, representaron un gran apoyo, pero sobre todo, su carácter fungió como un gran ejemplo y formación al mío.

No queda más que, a todo precio y sin importar, por si las dudas ir a perdonar y pedir perdón, ¿se han dado cuenta cómo los humanos nos peleamos a veces sin medir las consecuencias de los actos? Bueno, pues yo si me acuerdo como en una de tantas épocas de mi vida con él nos peleamos y hasta tribunales fuimos a dar, después ya entramos en razón y algunas cosas de las perdidas se pudieron recuperar. Pero el resentimiento se quedó por ahí latente y pues decidimos dejarlo al final de… en fin, ya no importa.

La verdad es que, me he quedado con una frase siempre, no decirle a alguien que le estimas ya que ha muerto, con una flor en el panteón, sino antes cuando aun te puede oir. Espero que todo sucede como vaya y puedan ser proféticas mis palabras: “No te preocupes… todo va a salir bien”. Que resultan ser tan ciertas como las que más, pues no importa que pase, todo saldrá bien.

No quisiera que estuvieran aquí más palabras de las dichas, pues esas ya se quedaron entre él y yo. Tan solo la experiencia del decir que si al día de hoy ha habido alguien que es y significó, que por alguna razón no entendida se perdió y no hay nada más por hacer que pedir perdón u ofrecer disculpas se haga, porque luego ya el tiempo es poco y más vale correr ante cualquier obstáculo que dejarlo para otro día, no sabes si habrá otro día.

Las malas noticias son así, malas y noticias… Así que ándate a decirle a esos, a los que has olvidado una Buena Noticia, porque tan simple así… Buena y noticia… Es tu elección.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s