Los Asesinatos en Cd. Juárez.

Desde hace ya mucho tiempo, Ciudad Juárez, ha sido una caja de Pandora. Katia D’Artigues Beauregard, publicó en su blog (http://bit.ly/cnR7HI) una interesante opinión sobre las visitas de Calderón (sobra decir que es el Presidente de México) a la ciudad.

Toca tres o cuatro temas interesantes que quisiera comentar:

  1. Janet Napolitano, no aprueba al ejército mexicano, no ha pasado nada gracias a él. ¿La guerra contra el Narco está siendo perdida? Yo creo que no, en realidad hay una guerra y Cd. Juárez simplemente es el superlativo de la guerra, pero así como se están descomponiendo algunas estructuras en México (que no desapareciendo) y se están reacomodando, seguramente así también pasará en las calles y casas de los consumidores de EE.UU. Algunos cambios deben de estarse gestando ahí mismo y eso seguramente también implica un problema adicional para la encargada de la seguridad interna de aquel país. Pudiera cobijarse en los derechos humanos, pero seguramente, si no se hubiera tomado una acción como la actual (cualquiera que ésta hubiese sido), seguramente habría sido descalificada. Por lo que, el enfoque, más allá de muertos extranjeros es seguir con la resolución del problema desde dentro y haber si ésta lección les abre los ojos a nuestros vecinos que deben de poner atención en el problema que ellos han ayudado a gestar intercambiando armas por droga.
  2. Salinas comentó sobre la valentía del Presidente Calderón: conoce bien lo mal que un político mexicano es visto si él lo califica como bueno. Obviamente, este juicio de valor obedece a intereses que poco a poco, al estilo Salinas, se irán mostrando pero que no serán tan obvios como deberían… hay que tener cuidado, ¡Por favor que no venga a México, porque tiembla! No la política, sino la tierra.
  3. El ejército mexicano violando derechos humanos. Cualquiera, insisto cualquiera que sea la acción del gobierno violará los derechos humanos de algunas personas. Si no manda al ejercito, muchos derechos serían violados para nosotros, si envía al ejercito, los de alguien más. Espero no ser víctima de dichas violaciones pero yo me siento mejor con un ejército en las calles que con mi policía de Barrio protegiéndome (por cierto, no he tenido la oportunidad de verlos por mi casa, ni a unos ni a otros).
  4. Los muertos del consulado. Y como dice Katia, no solo ellos sino que los 16 más que murieron o los miles que van acumulados, mas las Muertas de Juárez, la Guardería ABC, y un largo etcétera son deudas que tienen los gobiernos (todos, federal, estatal y municipal, amarillo, rojo, verde o azul) con la sociedad. Al final, todos son muertos y todos son lamentables y todos deberán ser tratados con las formas acostumbradas, sin hacer excepciones. Pero es que las formas acostumbradas concluyen en impunidad. Y ahí embarramos a los otros, ¿dónde quedan los felices y divertidos diputados en todo esto? Se dan tiempo de ser socialités, de comprar piñatas de pinocho, de aventarse y decirse de todo, de personarse y darse abrazos, de defender sindicatos indefendibles… TOTAL que tienen tiempo de todo, y para cuando uno necesita de echar mano de una LEY o estructura que no permita la Impunidad, ¿donde están?

Responderán que ellos solamente hacen las leyes y que el ejecutivo deberá hacer su trabajo y ocuparán éste argumento de aquí hasta el 2012, y las acciones no se tomarán.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s